En ocasiones es complicado ser padre, pero todavía se vuelve más difícil si nuestros hijos caen enfermos, sobretodo en los primeros años de vida, por el desconocimiento y el miedo que tenemos a todos.

Por eso es importante que siempre mantener la calma y que si no estamos seguros de lo que le pasa a nuestro hijo o no sabemos qué hacer que pidamos ayuda o acudamos a profesionales médicos para evitar contratiempos o imprevistos mayores. Uno de los mayores miedos que hay en la actualidad es cuando nuestro hijo cae resfriado, o sobretodo cuando le salen las famosas paperas, ya que alrededor de éstas existen muchos mitos que son totalmente inciertos y que solo generan alarma social.

 

 

¿Cómo debemos actuar o qué debemos hacer cuando nuestro hijo cae enfermo?

 

Si nuestro hijo cae enfermo, que lo más normal a esta temprana edad es coger todo tipo de resfriados por los cambios tan bruscos de temperatura que hay, lo principal que vamos a tener que tener presente es cómo descongestionar la nariz, ya que si tiene mocos en la nariz o pecho puede derivar el problemas mayores, por eso es importante que desde el primer momento sepamos cómo actuar.

 

Gracias a Internet vamos a poder encontrar un sin fin de trucos y consejos sobre este tema, pero es importante que sepamos filtrar la información, porque en Internet puede escribir cualquiera y no todo va a ser algo de fiar, por eso deberemos tener cuidado con lo que leemos. Hoy en día podemos utilizar diferentes remedios caseros, y así no atosigar a nuestros hijos con pastillas y productos industriales, y es que podemos utilizar remedios tan sencillos como el de la cebolla troceada, y colocarla cerca de la cama de los pequeños, ya que el fuerte olor que emite hará que se les abran las vías respiratorias y por ende puedan respirar sin dificultad.

 

Otro gran remedio es utilizar vapores de eucalipto, podemos preparar una olla, o aprovechar cuando se bañan (además el hecho de tomar un baño o ducha también favorece la descongestión nasal, ya que la humedad va a ser de gran ayuda) para añadir eucalipto a la bañera y que así vayan inhalando ese vapor para limpiar las vías respiratorias de una forma natural. Esto junto con un lavado nasal con suero hará que salga todo el exceso de mucosidad y nuestro hijo pueda volver a respirar con normalidad.

 

Existen muchos mitos sobre las vacunas, sobretodo de cara la enfermedad de las paperas

 

Existen muchos mitos y verdades sobre las paperas en niños vacunados y en parte se debe a la desinformación que en ocasiones tienen muchos padres, por eso es importante que cuando acudamos al médico aprovechemos para preguntar todas las posibles dudas que tengamos.

 

Para quien no lo sepa, las paperas son una enfermedad viral, es decir son contagiosas, y normalmente afecta a las glándulas salivales, y su propagación es posible mediante las gotas que flotan en el aire, de ahí su peligrosidad, aunque es también conocida por ser una enfermedad del niño, ya que normalmente se dan en la infancia, y por ello muchas personas las asocian a los peligros de la vacunación, pero es algo que deberemos olvidar, ya que no hay ningún tipo de peligro ni de contagio, puesto que las vacunas van cambiando de niño a niño.


De hecho hay padres que incluso dejan de celebrar fiestas o cumpleaños por miedo al contagio, como fiestas de disfraces baratos, donde los niños lo pasan en grande y han de renunciar a ello por tener los padres un miedo innecesario. De ahí la importancia de que sepamos diferenciar entre un mito y una realidad, ya que éstos crean alarmas sociales innecesarias y sin sentido, por eso es ideal que los padres estén informados sobre todo este tipo de cuestiones para evitar asustarse sin necesidad.

 

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..